info@ingealum.cl
 

CRISTALES

Instalar un cristal de seguridad en áreas de riesgo es la mejor forma de evitar accidentes. Una construcción más segura no es necesariamente la que está llena de alarmas, sino la que ha sido diseñada desde un principio para que las personas puedan disfrutar en un espacio seguro.

Si usamos cristal laminado, reduciremos el riesgo de accidentes y robos, además de otros beneficios.

Cómo seleccionar un cristal

Para seleccionar un vidrio le sugerimos proceder del modo siguiente:

1.
Determine cuales son los valores de transmisión de luz visible y factor solar que satisfacen las premisas de su proyecto.
2.
Adopte una decisión estética seleccionando las alternativas de color o aspecto deseado, vidrio reflectivo o vidrio no reflectante.
3.
Recuerde que los valores de transmitancia térmica K sólo varian en función si se trata de un solo vidrio o de un componente de doble vidriado hermético. En este último caso, cuando uno de sus componentes es un vidrio de baja emisividad se obtienen mejores valores de aislamiento térmico.
4. Determine el espesor adecuado verificando que su resistencia satisfaga la presión de diseño de viento.
5.
Si el vidrio está ubicado en un área de riesgo, adopte el proceso más conveniente para satisfacer las normas de seguridad: templado, laminado, u otros recursos como subdividir el paño.
6.
No olvide verificar que el vidriado elegido tenga un nivel de aislamiento acústico compatible con la función del edificio.

 

 

Vidrio Templado

Con propiedades estructurales y una resistencia mecánica cuatro a cinco veces mayor que el float crudo, es un vidrio térmicamente procesado que, en caso de rotura, se fragmenta totalmente en pequeños trozos, sin aristas cortantes. Roto, el paño pierde capacidad portante e integridad como cerramiento. El vidrio templado es manufacturado a medida y una ves templado no se puede cortar ni agujerear. El tamaño máximo del vidrio templado es del orden de 2.400 x 3.600 mm.

Vidrio laminado

Es considerado el vidrio de seguridad por excelencia.
Presenta propiedades de seguridad y protección que, en caso de rotura, lo tornan muy dificil de traspasar, permaneciendo los trozos de vidrio rotos adheridos a la lámina plástica de PVB que actúa como agente de unión entre los vidrios, manteniendo la integridad del cerramiento, sin disminuir de modo sensible la visión.

Cuando se requiere una mayor resistencia mecánica y/o minimizar la posibilidad de rotura por tensión térmica, el vidrio laminado puede ser manufacturado con FLOAT templado o endurecido y/o empleando PVB o resinas de mayor espesor.

 
 

 

 
RS2 Diseño & Tecnología
 

© INGEALUM - Ingeniería y Aluminio 2010
Sala de Ventas Av. Diez de Julio 102, Santiago - Fono: (56 2) 24819642 - 24418254
Fábrica Santa Rosa 6435, San Ramón.

Sitio optimizado para Internet Explorer 7.0 o superior • Resolución óptima de 1280 x 800